jueves, 8 de noviembre de 2012

plan de ayutla..

Plan de Ayutla

La revolución de Ayutla, fue encabezada por Juan Álvarez, enfrentó la dictadura de Santa Anna. Su proposito y misión se plasmó en el plan del mismo nombre, expedido el 1 de marzo de 1854.

El movimiento logró extenderse por todo el país. En 1855, Santiago Vidaurri, entonces Secretario de Gobierno de Nuevo León, abandonó la capital y partió con destino a Lampazos. Allí lanzó su Plan Restaurador de la Libertad, que seguía al de Ayutla en los puntos principales. Luego regresó a Monterrey, donde se declaró Gobernador y Comandante General Militar del Estado.

Proclamado su plan restaurador, Vidaurri invitó a Coahuila y Tamaulipas a que se le unieran, bajo el pretexto de combatir unidos a los indios bárbaros que asolaban los tres estados.

La revolución de Ayutla contra la dictadura de Santa Anna dio como resultado, después de varios años, la Constitución del 5 de febrero de 1857, pero también sirvió a las ambiciones de Vidaurri, quien aprovechó el estado de guerra que privaba en el país para anexar, el 19 de febrero de 1856, el estado de Coahuila al de Nuevo León, y ser nombrado Gobernador de las dos entidades.


La Constitución de 1857
Desde el principio de su vida como nación independiente, hubo en México un continuo conflicto entre liberales y conservadores. De un lado, los herederos ideológicos de los insurgentes, cuya propuesta era el desmantelamiento de las estructuras coloniales; y del otro, los terratenientes, la aristocracia, los mandos militares y el alto clero, empeñados en mantener sus privilegios.

De ahí surgió la necesidad de organizar una asamblea legislativa que tradujera en normas legales el ideario liberal. Para ello se reunió en la ciudad de México el 18 de febrero de 1856 un Congreso Constituyente que estaba formado casi en su totalidad por diputados de ideas progresistas.

Después de largas deliberaciones, el 5 de febrero de 1857, bajo la presidencia de don Valentín Gómez Farías, el Congreso aprobó la nueva Constitución que organizó al país en forma de “República, representativa, democrática, federal”, compuesta de 23 “estados libres y soberanos” en su régimen interior, pero unidos en una federación.

Se incluyeron además leyes sobre “abolición de fueros, desamortización de bienes“ de corporaciones civiles y eclesiásticas y “libertad de enseñanza”.

De inmediato se dejaron sentir las reacciones de la Iglesia y los grupos opositores.


Un Autogolpe de Estado
Hechas las elecciones conforme a la nueva Constitución, resultaron electos para Presidente de la República Ignacio Comonfort, y para Presidente de la Suprema Corte el licenciado Benito Juárez. Ambos tomaron posesión de su cargo el 1 de diciembre de 1857.

Pero a Comonfort le parecía demasiado radical la Constitución y creía imposible gobernar con ella, por lo cual declaró la necesidad de que se hicieran algunas reformas, entrando en pláticas con los conservadores para derogarla y convocar a un nuevo constituyente.

Estas ideas originaron el Plan de Tacubaya (17 de diciembre de 1857), proclamado por el general Félix Zuloaga, que pedía se anulara la Constitución de 1857 y se convocara a otro Congreso.

Comonfort aceptó el Plan de Tacubaya, perdiendo así el sustento jurídico de su cargo, pues al desconocer la Constitución, él dejaba de ser presidente. Esto provocó una cruenta lucha de tres años conocida con el nombre de Guerra de Reforma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada